UNA CRUDA VERDAD

“Sin pensarlo demasiado, la quedo mirando de manera fija en sus enormes y hermosos ojos que brillaban de manera diferente con el extraño sol del atardecer, que ya pronto iría en retirada a iluminar otras historias. Él quería esbozar una sonrisa tímida, pero en ese instante, supo de inmediato a través de la desgarradora sensación de su pecho, que esa mujer, ahora estaba al lado, pero demasiado lejos de su alcance. Una cruda verdad!”

-Gonza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s