DE OTRO MUNDO

Una noche tranquila como cualquier otra, nada en especial. Solo una especial oscuridad que invadía cada rincón de mi habitación dandole cierto aspecto lúgubre a todo y el sonido del viento que hacia crujir de vez en cuando la ventana de madera con pintorescos bufidos que helaba la sangre subitamente. Pero nada fuera de lo común en noches así.

El sueño me atrapaba. Aquel día había comenzado muy temprano y entrada la noche, los párpados pesaban sobremanera , por lo que la decisión de iniciar el reponedor descanso era la más apropiada. Nada mejor que entregarse al mundano y aún democrático placer de ingresar en la cama, y acomodarte placidamente para iniciar un viaje en primera clase al mundo de los sueños y las fantasias.

De pronto, una leve presencia se dejo sentir de pie al lado de la cama, nada preocupante pero definitivamente era algo fuera de lo normal. Todo habría quedado en nada, si no hubiese tenido la sensación de que alguien o algo había rozado mi hombro de manera apenas perceptible, pero lo suficientemente nítida para paralizar mi cuerpo mediante un escalofrío que recorrio de manera rauda cada poro de mi piel.

Esto debe ser un sueño, o una pesadilla pero definitivamente no es nada real. Trataba de convencerme sin mucha convicción, mientras de a poco trataba de recuperarme y alcanzar el ahora tan lejano interruptor de la luz, que a esta altura ya era el única arma que podía manejar en la oscuridad y devolverme a mi vida terrenal. 3….2….1…

Extiendo con un mínimo de energía, mi entumecido brazo con el único objetivo en mente, de dar un zarpazo desesperado en el blanco y que un haz de luz segadora espante cualquier cosa a esta altura que no pertenezca a este lugar. No hay espacio para fallas, debe ser un mal sueño. Logro mi objetivo!, la luz invade de manera instantanea todo el espacio, pero nada hay alrededor de esta, nada al lado de mi cama, solo la extraña sensación de roce en mi hombro.

Quizas por hoy, ha sido una jornada demasiado agotadora y el cansancio esta jugando con mi mente en tierras inhóspitas de otro mundo. Tengo algo de temor, pero necesito dormir, por esta noche, dejaré la luz prendida. Solo por esta noche….

-Gonza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s