CRÓNICA DE UN ENCIERRO

Nadie imaginó que cúando nos pidieron permanecer en nuestras casas para mitigar la curva de contagio, con el paso de los días se definiría por la autoridad competente como, la NUEVA NORMALIDAD. Esto, para algunos comenzó hace más de 100 días, y la verdad, la nueva normalidad APESTA.

No recuerdo cuando fue la última vez que permanecí tantos días en casa, pero creo que no existe comparación. Ni castigado por mis papás despúes de alguna cagada, el suplicio había sido tan extenso. El impulso inicial de no ir a trabajar a la oficina y administrar tu propio horario, pasa a la angustia de perder lo que era tú vida normal.

Nadie puede ser tan pelota, como para ir de manera gratuita a exponerse a un posible contagio, estamos todos de acuerdo con ello. Pero, no creo que nadie este feliz con esta situación, se han perdido trabajos, estilos de vida han tenido que ser modificados, y que decir de re-aprender a conocer tu hogar y sus integrantes por 24/7.

Nuestras rutinas diarias se han visto modificadas, sobre todo para quienes trabajamos todo el dia fuera de la casa y tuvimos que plantearnos interrogantes del tipo, ¿que almorzamos mañana?, ¡puedes limpiar la cocina!, resolver todo a botones de una app, ver como los malditos bancarios no solucionan nada, ni siquiera contestan los teléfonos o lidiar los que tienen niños con una simple ducha diaria. No pensé que diría esto, pero…extraño pasar unas horas en mi oficina.

Los astutos sedientos de siempre, inventando nuevas formas de solucionar las cosas, inventaron el carrete vía ZOOM, la aplicación de reuniones a distancia que se transformó en webeo a distancia. Pero, ni ahí con pegarme un carrete sentado al frente de un computador, es como de curado angustiado, más encima se me puede dar vuelta la piscola encima del computador y me queda la mansa cagada. Estamos claros, que estos tienen computador, para ver memes, Netflix, ver porno o jugar on-line.

Nos veremos en la obligación de aprender a hacer las cosas de otra manera, con un conjunto de restricciones, porque según entiendo esto será así hasta fines del 2021. La crisis económica desatada por la enfermedad es letal, muchas personas están quedando sin empleos, y espero que la NUEVA NORMALIDAD venga asociada con la NUEVA SOLIDARIDAD, porque muchas personas van a requerir de nuestro apoyo, y no esta demás así como se nos ocurren nuevas formas de tomar a distancia, ver como podemos como sociedad apoyar a quienes más lo necesitan, sobre todo niños y ancianos. No tengo la respuesta, pero es un tema que no está demás abordar.

Aún estamos en proceso de ADAPTARNOS, a la NUEVA NORMALIDAD, y aunque es una mierda, como en todas las cosas, seguro saldrá algo mejor al final de todo esto. El mundo esta cambiando en forma vertiginosa, así que la NUEVA NORMALIDAD, más que estar encerrados, es aprender de manera rápida a adaptarse a todos los cambios y formas de pensar.

-Gonza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s